¿Qué pasó con Facebook, WhatsApp e Instragram?

¿Qué pasó con Facebook, WhatsApp e Instragram?

Durante la jornada del 4 de octubre, ocurrió una caída a nivel mundial de todas las plataformas que se encuentran bajo dominio de Facebook (incluidas la misma red social, como también Instagram y WhatsApp).

Al principio parecía algo “normal”, o de un rato, pero con el correr de las horas la incertidumbre comenzó a crecer y con ella todo tipo de hipótesis, incluida hasta la idea de un cyberataque.

Los hechos

Cerca de las 14 hr Argentina, los mensajes por WhatsApp se dejaron de enviar, las historias de Instagram dejaron de cargar y Facebook no actualizaba las publicaciones. Poco a poco distintos usuarios se empezaron a ver afectados hasta que el problema se hizo de alcance mundial, y por más F5 que se apretara en el navegador, recibíamos un mensaje que decía algo así como “Error de DNS”. Facebook, en conjunto con el resto de sus sistemas habían desaparecido de internet.

¿Desaparecido de internet?¿DNS?¿De qué me estás hablando?

Los servidores DNS son como una especie de directorio que relaciona un dominio con la IP del servidor donde se encuentra el sitio correspondiente a ese dominio. Dicho de otra forma, cuando en el navegador escribimos facebook.com, nuestro dispositivo le pregunta a un recursor DNS dónde se encuentra alojado ese sitio web. El recursor primero se fija si ya fue a buscar ese sitio anteriormente y si tiene su dirección guardada en su memoria “cache”. Si esto no es así, le pregunta a un servidor de nombres raíz que a su vez va a buscar a un servidor de nombres TLD que a su vez se fija en el servidor de nombres autoritativo dónde está Facebook. Si el sitio no se encuentra es porque básicamente no existe tal sitio en internet.

¿Pero si yo entré al facebook un montón de veces?¿Cómo que no existe?¿Qué pasó entonces con Facebook, WhatsApp e Instagram?

Esta nota de Tom Strickx y Celso Martinho de CloudFlare nos da un poco de luz sobre lo sucedido.

Para comenzar, debemos entender que Internet es una red de redes, y estas redes se conectan entre sí a través de un protocolo llamado BGP (protocolo de puerta de enlace por sus siglas en inglés). BGP es el encargado de contarle al resto de internet cuáles son las direcciones de los servidores propios de tu red, mejor conocidas entre sus pares como sistemas autónomos.

Aparentemente en un proceso de actualización del BGP de Facebook algo falló y sus servidores DNS se desconectaron del resto de internet.

El problema es que esto no se soluciona apagando y volviendo a prender los servidores (esta vez la fórmula mágica no aplica). El universo cybernético de Facebook es una red enorme y volverlo a conectar completamente a toda la vasta red de internet es, por lo que vimos, un trabajo súper arduo.

A eso de las 19:30hs los servicios se empezaron a restablecer y todo volvió a la completa normalidad… Por ahora…

Marcio Fuentes
[email protected]
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.