Nuevo año, nueva cara: ¿Se dice adue o adúe?

Hace dos años apróximadamente comenzamos esta travesía y lo que menos pensamos que iba a ser tema de aclaración era nuestro nombre. Para dejarlo claro desde ya; se dice /adúe/ acentuando la “u”.

Como les decía… Hace dos años emprendimos este viaje de ida. Dos pibes que solo querían hacer las cosas de otra manera, sentados en un bar, craneando, as usual. En el medio y con toda el agua que pasó bajo el puente sufrimos ciertos cambios, transiciones típicas del mundo emprendedor pero necesarias porque nos llevaron donde estamos hoy.

¿Qué, ya están cotizando en bolsa?

No, quiero decir que a pesar del poco (o mucho) tiempo que llevamos como agencia estamos muy agradecidos con lo que nos toca. Pero bueno, antes de ponerme sentimental vamos con el tema de esta nota… Los que nos conocen desde los inicios, y nuestro círculo cercano, sabrán que cambiamos un poco nuestra cara, mutamos no sólo el logo sino también la estética de la agencia, y casi la identidad entera digamos, pero claro, la esencia se mantiene intacta.

Tanto la agencia como sus partes, para no quedarnos obsoletos, nos enriquecemos año tras año con nuevos conocimientos. Más y nuevos cursos, talleres y distintas habilidades. Gracias a esto nos dimos cuenta de que la estética que nos acompañó desde un principio había cumplido su objetivo, pero ya debía irse. Bien sabemos que si las grandes compañías han tenido cambios de logo o incluso hasta habían cambiado su propio nombre, estaba claro que para tener éxito teníamos que lavarnos la cara nosotros también.

Paraaaaaaaaaa, ¿a quién te comiste?

Sin dudas, no somos Apple, pero supongamos que las búsquedas de google se rigieran por órden alfabético… ¿Quién aparecería primero? 😛

Bueno, volvamos… Una de esas nuevas habilidades fue el branding, o en criollo, la construcción de una marca. Elemento primordial en una empresa. La marca es importantísima, es la cara frente al cliente y al mundo.

La marca sos vos, es lo que te representa y por eso debes tratarla con sumo cuidado (esos gorditos adultos en pañales, cuack). Debes cubrir todos los flancos, ser conciso y claro en la comunicación, todo debe trabajar en conjunto, o como decimos en la agencia… adue. Debe tener una filosofía y una voz clara, no es sólo el logo y los colores, más allá de que esto es siempre lo primero que se piensa…

¿Notaste lo que hice renglones arriba? Reemplazar el “trabajar en conjunto” por “trabajar adue”. Esto es parte del branding. No es sólo aclarar que se acentúa la “u”.

Y para no poner siempre al figureti de Jobs, invocamos al pelado Bezos que algo sabe de identidad de marca:

Tu marca es lo que la gente dice de vos cuando no estás en el cuarto.

Básicamente lo que chismosea la gente a tus espaldas.

Claaaaa, era medio cualquiera ese logo viejo. ¿Y qué onda ese slogan robándole a Nietszche? Por dioooo.

Lo sabemos… Si no entienden nada con estos subtítulos, al final del post vamos a mostrar la evolución del logo viejo con el nuevo y les va a cerrar todo.

Eh eh, no vale escrollear todavía. Dale, ya queda poquito.

Entonces, estaba claro que luego de autoauditarnos ya no fue lo mismo ver nuestra estética con esos nuevos ojos. Es como ver un cuadro de Picasso sin tener idea de nada y verlo después de haber estudiado un máster en cubismo. No, no estoy comparándonos con Pablo y tampoco tengo mucha idea del cubismo, sólo quería sonar intelectual. A lo sumo te puedo decir que lo más cercano en mi vida a ese término es el cubo rubik. Que por cierto es uno de mis talentos ocultos (?

Bueno pará, me estoy yendo por las ramas. Les decía que ya no se podía sostener la estética vieja por eso es que me calcé los guantes, agarré la pala, prendí la mezcladora y puse manos a la obra.

Daaaaaaaa, si nunca agarraste la pala vos.

No voy a confirmarlo y tampoco a negarlo…

El cambio llegó cuando visualizamos el boceto final del logo dentro del manual de identidad:

Hermoso…

Nuevo año, nueva cara.

Nuevo año, nueva cara, nuevos proyectos, nuevas ideas, nuevas habilidades. Esto formó parte de todo el relanzamiento, tampoco vamos a decir que era sólo porque nuestro logo anterior fuese un poco feo. Fue y será parte de nuestra historia siempre. No hay que olvidar como se empezó, porque sobre eso estamos parados hoy. Esperamos seguir creciendo y cosechar logros y metas en el camino. Junto a ustedes. Porque nuestro objetivo es, no sólo crecer con ustedes, sino acompañarlos y acompañar-nos en el proceso. Esto se hace adue…

Hagámoslo adue.

Si si, dijimos que íbamos a mostrarte la evolución del logo. Ahí va:

.

.

.

.

.

.

.

.

.Na mentira… acá está el loguito viejo y su respectivo slogan.

Ahora si, nos vimos por ahí.

¡Buena semana!

Nico Martinez
nicolas@adue.digital
1 Comment
  • Tato
    Posted at 22:12h, 29 enero Responder

    Suerte tormentas de fachas!

Post A Comment